top of page

Mi duelo de no tener más bebés

A veces puedo pensar y hablar del tema sin llorar.

A veces no puedo pensar o hablar del tema sin que se me llenan los ojos de lágrimas... como ahora.


Sí, es un duelo. Uno que se mantendrá presente por un tiempo. ¿Cuánto?... no lo sé.


Toda esta semana he escuchado “señales” que me han movido mucho el corazón y la razón, 3 cosas que escuché:


“Por los bebés que no son de carne y hueso”

“Duelo invisible”

“Resiliencia”


Cuando escuché lo primero, pensé en ese bebé que no existe de carne y hueso, al que aún tengo pendiente escribirle una carta para despedirme de su idea, de su anhelo.


Duelo invisible, encontré el significado a lo que no he sabido cómo nombrar.


El tercero, RESILIENCIA, “capacidad que tiene una persona se superar circunstancias traumáticas”. Cuando leí el significado me quedé pensando: “ya he vivido este proceso 3 veces; ahora tengo que hacerlo de nuevo pero de otra forma.”


¿Cómo puedo trabajar este duelo? La única forma que conozco y me ha funcionado, compartiendo y escribiendo.


Pero al mismo tiempo trabajarlo distinto... comenzando por confrontarme y hablarme con la verdad.


Antes ponía de pretexto que mi anhelo era para que Amaia fuera hija única y no estuviera “sola”... pero ahora que estoy viéndola dormir y escribiendo con ella a lado, tengo que aceptar que la verdad es que yo si quería más bebés. Así como la soñé a ella toda mi vida. Era mi anhelo.


Poder compartirles esto, es un paso.

Claro que me siento completa con Amaia, los hijos vienen a llenarnos todo. Solo que en este caso, el pensamiento es el que a veces me hace una mala jugada. La teoría la tengo toda, el porque no se debe, lo domino. Pero la mente es tan poderosa que hay que saberla trabajar.


Apagar o luchar contra tus anhelos a veces es muy difícil, sobretodo porque es algo que buscaste siempre en tu vida.


Pero ahora que lo escribo, me siento más tranquila, me veo a mí misma más clara... qué liberador es escribir y compartir, pero sobretodo el poder confrontarnos.

Foto: propiedad de Ana Molinar T.


52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page