top of page

Mamá no importa si fue cesárea o parto

Tengo que confesar que hace mucho que no pensaba en este tema, sin duda es importante hablarlo entre nosotras.

¡Gracias amiga @nayedosaiguas por la idea!


Cuando nuestra prueba de embarazo da positiva, es como si todos esos planes que teníamos guardados en un cajón titulado “abrir cuando sea mamá” están listos para implementarse y ponerlos en práctica, hacerlos realidad.

Desde que somos niñas crecemos con muchos contenidos sobre la maternidad, desde lo que vemos en casa, lo que vemos en la televisión, en el cine, en la calle… contenidos hay siempre a lo largo de nuestra vida. Actualmente el tema de la maternidad está lleno de contenidos, de muchas recomendaciones; pero lo que necesitamos es escucharnos como mamás, respetarnos y apoyarnos.

Cuando la prueba da positiva, planeamos todo como debería de ser… perfecto; sin darnos cuenta que lo perfecto es lo que nos pasa, lo que por cosas de la vida necesitamos vivir.

Entre estos contenidos que escuché y vi toda mi vida, uno era “parto o cesárea”; cuando supe que estaba embarazada, claro que anhelaba vivir la experiencia del parto pero por otro lado, sabía que no dependería todo de mi, que lo ideal era lo que tendría que ser. Pero tengo que aceptar, que con tanto contenido acerca del parto, cuando me convertí en mamá por cesárea, sentía que algo me había hecho falta.

Yo me llegué a sentir así por un tiempo, todo eso que había visto yo no lo estaba “cumpliendo”, hasta que entendí que aunque todas somos mamás, cada una es única, cada bebé es único.

Uno de lo temas más controversiales en la maternidad “parto o cesárea” cuando lo que realmente importa es que el/la bebé nazcan sanos y sobretodo que mamá esté sana. Estoy de acuerdo lo que un parto da a un bebé, pero también lo que importa es la vida y la salud, y sobretodo lo que más importa es la elección cada mamá toma.

Pareciera que la opción de cesárea es como si no hubiéramos cumplido con nuestro primer deber con nuestro bebé, el nacimiento. Yo creo que es todo lo contrario; es ser igual de valientes, de fuertes, de buscar lo mejor para tu bebé y para ti.

¡Que nunca nadie te haga sentir que hiciste mal, que te falto algo, que no fuiste lo suficientemente “fuerte o valiente”. Todas somos mamás y hemos hecho un milagro único, dar vida!

La maternidad es una elección, es empática, no se juzga, se apoya y se impulsa.

No importa si fue parto o cesárea, no importa si elegiste parto o cesárea, lo que importa es esa pequeña personita que dejarás al mundo.

No hay maternidad perfecta, hay maternidades reales que se construyen día a día.

Foto: propiedad de Ana Molinar T.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page